joven y barato, perfil que buscan las empresas

 

Por Georgina García Solís.-  El mercado laboral está marcado por dos factores: sueldos bajos y exclusión de la gente con mayor experiencia.

Las empresas se inclinan por la contratación de jóvenes, recién egresados de la universidad, para moldearlos de acuerdo a sus intereses y ofertar pobres salarios, consideró el presidente de la Academia de Derecho Laboral, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Guido Bugarín Torres.

El académico señaló que es “ridículo” que se soliciten empleados menores de 30 años con experiencia, cuando a esas edades se inicia la vida profesional. 

Estas limitaciones obligan al buscador de empleo a migrar a actividades económicas informales, advirtió el investigador de la UdeG.

“Es realmente ofensivo a la inteligencia de cualquier solicitante de empleo.  De ahí que la mano de obra de los recién egresados es muy mal pagada, porque sabe el empresario que no tiene experiencia y está empezando a desarrollar su capacidad en el campo profesional, en el cual se especializó.

“Les dicen, pero una vez que tengas experiencia, entonces en ese momento te voy a mejorar tus condiciones laborales. El problema que cuando llego al grado de la experiencia, de 35, 40 años, no puedo competir con los jóvenes recién egresados porque son más atractivos, son moldeables para los intereses del patrón”, expuso.

El salario promedio en México fue de 5 mil 533 pesos mensuales en 2016, es decir, de 184 pesos o 2.5 salarios mínimos de 70.06 pesos al día, de acuerdo a los indicadores de la secretaría del Trabajo y Previsión federal.

Guido Bugarín refirió que mientras la legislación establezca un salario mínimo tan bajo, se mantendrán estas condiciones y las empresas podrán jactarse de que ofrecen sueldos y prestaciones superiores a las de ley.

“Tenemos que separar el salario como tal y las necesidades individuales de cada familia,  que hoy en día en ese ejercicio comparativo, no hay un salario por mayor o menor que sea, que pueda garantizar los principios fundamentales del artículo 123 constitucional cuando se refiere a un salario digno y decoroso.

“Hay algunos sectores donde el salario no alcanza para lo mínimo suficiente, que muchas familias jaliscienses se ven en la necesidad de recortar los gastos fundamentales, ya no digamos en cuestiones de renta, agua, de servicio, me refiero a la supervivencia día a día de lo que implica la comida”, lamentó el presidente de la Academia de Derecho Laboral de la UdeG.

 

Producción multimedia: Manuel González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s